Los videojuegos son arte?
Los videojuegos son arte?
5 (100%) 1 vote

Para muchos esta pregunta será absurda, para otros no, te presentaré las razones por qué para mi los videojuegos son arte pura:

Felicidad, tranquilidad, cariño. Tristeza, desesperación, odio e impotencia. Terror y admiración. Soledad, añoranza, tensión o culpa. Nostalgia y empatía. Adrenalina y euforia. Si hay algo que nos hace humanos es nuestra capacidad de sentir. Nos gusta probar, experimentar, descubrir. Nos atrapan las nuevas sensaciones y volvemos a aquello que nos hace sentir cómodos. Pero no nos conformamos con guardarnos estos sentimientos para nosotros mismos, queremos compartir nuestros pensamientos y nuestra visión del mundo con el resto de las personas a nuestro alrededor. Por este motivo existe lo que denominamos como “arte”.

Cuando un autor plasma su mundo y sus ideas en un papel, una grabación,  en unas notas en un pentagrama o en un mundo virtual, si aquello produce en tu interior una lluvia de emociones, desde la caída de una lágrima hasta una pequeña sonrisa, si te consigue transmitir su mensaje, incluso si no se trata de justamente el mismo que su creador trató  de integrar a  la obra, que  nadie te niegue que te encuentras en la presencia de arte.

Cuando caminas despacio entre la hierba con suaves acordes de piano acompañándote en The Legend of Zelda, cuando tu corazón va a salirse de tu pecho por el éxtasis provocado por tu victoria ante ese jefe  final de Dark Souls que tanto te esfuerzo te ha  costado o cuando simplemente admiras la majestuosidad de las inmensas criaturas de la tierra prohibida en Shadow of the Colossus. Todos ellos son momentos únicos e irrepetibles en ningún otro medio.

El videojuego permite al desarrollador no solo intentar plasmar su mundo, sino hacerlo cobrar vida. Pero no queda ahí, eso es algo que podemos conseguir ya con otros medios como el cine. La magia está en sumergir al usuario, al jugador, dentro de tu mundo. La capacidad de empatizar del videojuego es algo que no puedes conseguir de ninguna otra manera. Si el protagonista consigue el éxito será gracias a ti, si forma lazos con otro personaje, esos lazos serán tuyos, si muere, será tu culpa también.

Esa gran conexión que establecemos a través de un simple mando, un teclado y un ratón, potencian exponencialmente la conexión del espectador con el mundo, los personajes y la historia que se nos presenta y, por tanto, con aquello que su desarrollador trata de transmitir. No estás viendo su mundo, te estás sumergiendo totalmente en él. Ese es el gran poder que tiene el videojuego.

Desde la crítica social de Bioshock, el trato del miedo en Little Nightmares o la lucha contra las enfermedades mentales de Hellblade, hasta la soledad de Breath of the Wild, la culpa de Shadow of the Colossus, pasando por el amor en un mundo de odio de The Last of Us. Esta industria ha creado y seguirá creando obras inmortales que seguirán llenando de emociones a aquellos que las vivan, dejando claro con cada una de ellas que este es un medio de expresión artística como ningún otro.

Este es un artículo como autor invitado de nuestros amigos de videocríticos.com

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela