viernes, mayo 25, 2018
¿Cómo es una persona con trastorno obsesivo compulsivo?

¿Miedo excesivo a los gérmenes? ¿Aberrados sexuales? Una persona con trastorno obsesivo compulsivo tiene comportamientos extraños que pasan inadvertidos a simple vista, sin embargo, pueden llegar a convertirse en patologías peligrosas. Es un tema que no debes tratar a la ligera, entérate con certeza de todos sus síntomas.

Según el National Institute of Mental Health, quienes padecen esta enfermedad viven con miedos y preocupaciones que derivan en obsesiones ritualistas: comportamientos repetitivos y singulares.

Por su parte, Gabriela Ferretti, médica neuróloga, señala que normalmente una persona con trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se aísla del mundo para no mostrar esas manías que lo hacen ver diferente, por eso sus seres más cercanos suelen ser los primeros en descubrir su padecimiento.

¿Cuáles son los síntomas del TOC?

Las obsesiones

Las obsesiones son esos pensamientos o imágenes repetidas que llevan a las personas con TOC a comportarse de cierta manera, es decir, es aquello que los motiva a tener fetiches sexuales extremos, excesivo control por el orden o miedo a los gérmenes, socializar, herirse y hasta  amedrentar a otros.

Las compulsiones

Una compulsión ocurre cuando se intenta suprimir estos pensamientos que invaden al enfermo. Serían las acciones, impulsos o actos para neutralizar ese pensamiento fuera de lo común. Las compulsiones más comunes son tener una higiene personal excesiva, limpiar, repetir sus pasos, contar o abrir y cerrar puertas.

La doctora Ferreti agrega que esta respuesta contra las obsesiones no son soluciones objetivas para la enfermedad. Por esta razón, forman parte de los síntomas que presenta una persona con trastorno obsesivo compulsivo.

¿El trastorno obsesivo compulsivo tiene cura?

Una persona con trastorno obsesivo compulsivo tiene un descontrol en los niveles de sustancias químicas de su cerebro, por lo que los síntomas pueden mejorar o empeorar según el metabolismo y medicación del enfermo. A esto se le suma que la mayoría de quienes padecen la enfermedad suelen desconocer su condición.

Los pocos pacientes que reciben un tratamiento lo acompañan de psicoterapia y antidepresivos. Si no resulta efectivo, optan por una cirugía del TOC en la que estimulan determinadas zonas del cerebro para controlar los neurotransmisores que originan el trastorno.

Si frecuentas o tienes la sospecha que una persona sufre del trastorno obsesivo compulsivo, indaga para saber el estado real de su situación. Si no está medicado, lo más recomendable en todos los casos es su asistencia con un médico especialista.

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela