¿Cómo se hace el trasplante de medula ósea?

Es interesante saber qué es la medula ósea para luego entender cómo, cuándo y por qué es necesario realizar un  trasplante de medula ósea. Es por ello que deseo explicarte un poco acerca de cada una de esas interrogantes.

La medula ósea es un tejido graso y flexible que se encuentra en el interior de tus huesos, contiene las células madres precursoras del sistema hematopoyético, lo que contribuye a la formación de glóbulos rojos, blancos y plaquetas, cada uno con funciones y acciones específicas dentro del organismo.

Ahora bien, cuando se presenta una alteración de la función de esa medula ósea, como una enfermedad o tumor maligno, leucemia, algunos tipos de linfoma, el especialista recomienda realizar trasplantes de células madre o trasplante de medula ósea.

¿En qué consiste el trasplante de medula ósea?

Este procedimiento consiste en tratar de destruir la medula ósea dañada delpaciente y reemplazar los precursores hematopoyéticos mencionados. Para ello se puede utilizar un donante sano que sea compatible, de tal manera que no ocurra rechazo; o células obtenidas de la sangre periférica, previa administración de sustancias que la movilizan, o del cordón umbilical y/o la placenta de un bebe recién nacido.

Hay que recordar que es un procedimiento quirúrgico, por lo cual la selección de las células debe ser muy cuidadosa y se deben tomar todas las previsiones del caso para  evitar complicaciones.

Se administraran las células progenitoras hematopoyéticas permaneciendo el paciente ingresado en condiciones especiales. En el caso de que sea un donante, por ejemplo, el receptor debe ser tratado con altas dosis de quimioterapia y radioterapia, ya que lo que se busca es eliminar y acondicionar la medula ósea que deberá someterse al trasplante. Luego, se realiza el proceso mediante la infusión de las células, tal como si fuera una transfusión de sangre, permitiendo que se regeneren y se produzcan nuevas y suficientes células que sustituirán a las dañadas.

Este procedimiento puede durar entre unas y tres semanas, o quizás varios meses.

Lo importante es efectuar el seguimiento y la vigilancia periódica del paciente a través de sus análisis de sangre regulares y, por supuesto, el apoyo familiar y de amigos que es fundamental en la recuperación e integración a la vida cotidiana.

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela