sábado, marzo 31, 2018
¿Quién es Tonya Harding?

¿Tú sabías que en la década de los 90 hubo uno de los mayores escándalos deportivos? Sí, en el mundo del patinaje artístico, hubo una situación que causó  consternación a nivel global. ¿La razón? Tonya Harding.

Harding había logrado convertirse en la primera patinadora americana que completaba un triple axel, un salto con tres giros y medio en el aire, en 1991. Todo esto lo logró pese a que lucía sobre la pista de hielo un estilo que no era igual de delicado que el resto de las patinadoras, quizás porque provenía de una clase obrera y era constantemente saboteada por su propia madre y exmarido.

Una vida desgarradora que pasó a la gran pantalla

La prometedora carrera de Tonya Harding se vino abajo cuando su imagen cayó en desgracia: fue acusada de orquestar una agresión contra Nancy Kerrigan, para que no clasificara en los Juegos Olímpicos de Lillehammer, Noruega. En esta historia se basa el nuevo film Yo, Tonya, protagonizado por la nomidada al Óscar Margot Robbie.

La película te cuenta quién fue Tonya Harding y cómo, tras una infancia y adolescencia traumatica, logró posicionarse como una de las personas más amadas y odiadas, al mismo tiempo, en el mundo deportivo.

Tonya Harding

Asimismo, en la biopic Allison Janney interpreta a la madre de Tonya Harding, a quien verás como una persona maltratadora, aunque en una entrevista ella aseguró que no trataba mal a su hija, sino  que la convirtió en una luchadora. Hay dos versiones de este mismo hecho, ¿tú qué opinas?

A los 19 años, Tonya se casó con Jeff Gillooly, quien fue cómplice de la agresión citada y, según la patinadora, la violó junto a otros hombres. En el film, Gillooly es interpretado por Sebastian Stan, quien se encarga de mostrarte a uno de los verdugos de esta historia.

Por su parte, Kerrigan pasó a la historia por vivir este brutal episodio y porque, aunque fue víctima de la agresión, consiguió la medalla de plata mientras que Tonya Harding quedó octava.

Así que, ¿quién fue Tonya Harding? Una persona víctima de su propia ambición, que como consecuencia tuvo que pagar una multa de 160.000 dólares, cumplir tres años de libertad condicional,  500 horas de servicio para la comunidad y, por supuesto, fue vetada de este importante deporte.

Artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario