¿Cuáles son las técnicas de venta en The Wolf of Wall Street?

Hay dos razones muy específicas por las que debes ver The Wolf of Wall Street. Primero, es una excelente película  y segundo, te enseña cómo vender. Por esa razón, este artículo está dedicado a las técnicas de venta en The Wolf of Wall Street.

¿De qué trata la película The Wolf of Wall Street?

¿Do you want money?

Principalmente: dinero, sexo, lujuria, otra vez dinero, ambición, corrupción, drogas y más dinero. Sin embargo, esta película dirigida por el gran Martin Scorsese, indudablemente es un manual para las ventas.

Basada en la historia de Jordan Belfort, el legendario Leonardo Di Caprio, le da vida a un hombre con hambre de dinero, capaz de vender y persuadir en cualquier circunstancia. Envuelto en el mundo de las ventas, Belfort asciende hasta llegar a un punto donde no existen límites para él.

Es un film de drama con toques de comedia, para apreciar desde la narrativa, los personajes, las tomas y la buena dirección de Scorsese. Si quieres aprender cómo tener dinero y eres amante de la publicidad y el marketing, esta película y este artículo sobre técnicas de venta en The Wolf of Wall Street son para ti.

Técnicas de venta en The Wolf of Wall Street

  • Vende con un lenguaje natural y empático

Desde el comienzo del film, no tenemos ninguna duda de las capacidades y el talento de Jordan Belfort para persuadir y vender cualquier cosa. Como corredor de bolsa, Belfort está en busca de su estabilidad económica. Para él, su poder de convencimiento lo era todo.

La oratoria es el mecanismo de persuasión para vender productos o ideas. Una de las técnicas de la oratoria que utiliza Belfort es la humanización, él habla en un lenguaje orgánico, natural, humano e informal.

¿Cómo lo hace?

Pues el orador debe ser empático. Al hacer las respectivas llamadas Belfort se hacía amigo inmediatamente de su víctima, entendía sus problemas y sobre todo era amable y servicial. Se colocaba en su lugar y con el tono de voz lograba enganchar al cliente, aun cuando este no estaba convencido al principio de comprar acciones, terminaba comprando 10.000.

  • Ten visión para emprender

Jordan Belfort tenía el talento y era consciente de ello. Ese es el primer paso para escalar en la montaña del éxito. Tener una visión estratégica lo ayudó a lograr metas de corto y largo plazo.

Luego de ser entrenado por Mark Hanna y  la compañía, L. F. Rothschild, Belfort se convirtió oficialmente en corredor de bolsa y se sumergió en el sexo y la droga. Sin embargo, cerraron la empresa para la que él trabajaba.

Desanimado, entra en una pequeña empresa donde él ve una oportunidad. Decide abrir su propia empresa, “Stratton Oakmont”,  basándose en la estrategia de las hojas rosadas cuya ganancia por venta era del 50% y con esta técnica pudo comprarse un carro de último modelo.

En el siguiente vídeo verás una escena cuando se apertura la empresa de Belfort:

  • Arma tu equipo de trabajo

Emprender no es sinónimo de hacerlo todo tú mismo.

Al principio debes hacerlo, pero es solo una inversión a futuro. Belfort inicia su empresa “Stratton Oakmont” en un garaje con no más de 5 hombres talentosos en el mundo de las ventas.

Cada uno de los vendedores con su estilo, sin ser profesionales, construyeron junto a Belfort todo un imperio de dinero, su droga más adictiva.

Ser líder no significa hacerlo todo. Significa que eres capaz de manejar un grupo de personas que cubren las necesidades de tu empresa. Cuando seas consciente de esta realidad, tu marca va a mejorar mucho más rápido de lo que crees.

¿Cómo haces más dinero? Como se muestra en The Wolf of Wall Street, llamando tú todo el día o formando un equipo de trabajo en el que cada persona se destaque por su especialización.

  • Crea una necesidad: oferta y demanda.

Belfort conformó un equipo sólido de vendedores. Sin embargo, entre ellos había uno al cual Belfort consideraba que era el mejor vendedor del momento: Brad. Un hombre de mal carácter pero que podía vender lo que fuera. Sentados en un restaurant, Belfort le pide que por favor le venda un bolígrafo.

Brad lo toma y casi sin pensarlo le dice “escríbeme tu nombre en una servilleta”, a lo que Belfort le contesta “no tengo bolígrado”Brad responde:

“¿Ves? Oferta y demanda”

Escena “Véndeme este lapicero”, una de las más famosas de toda la película.

Esta escena arropa  una de las técnicas de venta en The Wolf of Wall Street más importantes. Tú deber es que el consumidor NECESITE de tu producto. Que lo compre como si lo necesitara, que eso que va a hacer que sea indispensable en su vida.

Así como las personas compran comida, camas, carros, y cualquier cosa que necesiten en su vida, así debes actuar para generar ventas. NO te enfoques en las características. Enfócate en los BENEFICIOS.

Por cierto, esa es una de las principales reglas del Copywriting. Cuando te enfocas en las características en lugar de ofrecerlo como la solución a un problema, lo vuelves aburrido, el producto se vuelve uno más.

Como ocurre en la escena final del film, cuando Belfort hace una conferencia sobre cómo vender. Él comienza a decirle una por una a todas las personas que están ahí: “Véndeme este bolígrafo” y ninguno lo logra.

  • Aprovecha la controversia, no hay publicidad mala

Luego de todo el éxito de “Stratton Oakmont”, la empresa llamó la atención de las autoridades y los medios de comunicación.

Un periódico publicó un artículo contra Belfort, diciendo que era un estafador. Sin embargo, esa acción lo que hizo fue atraer a más y mejores corredores de bolsa que querían pertenecer a la empresa, pues ya tenían bastante fama.

Si lo llevamos a un contexto actual, las redes sociales se prestan para todo tipo de comentarios, y críticas. Sin embargo, no es nada malo, por el contrario genera fama, intriga, curiosidad y más fama que puedes aprovechar para tu marca según las técnicas de venta en The Wolf of Wall Street.

  • Define tu audiencia

Noam Chosmky afirma que debes conocer a tu audiencia más de lo que ella se conoce a sí misma.

Jordan Belfort observó cómo se vendían acciones de centavos a personas de bajos recursos. Un día se cuestionó y se preguntó “¿Y en vez de vender a los pobres logramos vender estas acciones a la gente rica?”

Con la visión y ambición de seguir escalando posiciones en la bolsa de New York, Belfort entrenó a sus trabajadores para que tuvieran la astucia de convencer a personas muy adineradas para que compraran grandes acciones por muchos dólares.

Las estrategias de anipulación funcionan en base a un público objetivo. Unas de las técnicas de venta en The Wolf of Wall Street es que cuando sabes hacia dónde vas, el camino es menos complicado.

Al trabajar sobre una audiencia específica te especializas y te conviertes en el mejor, por la simple razón de que tu marca es un referente para un grupo de clientes.

  • Sé auténtico, reinventa lo existente

En el mundo ya todo está hecho. Es difícil ser original, en cambio puedes ser AUTÉNTICO. Confía en tu talento. ¿Qué te lleva al éxito?  Ser auténtico y reinventar.

Jordan Belfort reinventó la manera de ser corredor de bolsa y vender. No se conformó con seguir vendiendo acciones de la manera tradicional, sino que subió un nivel al que nadie había llegado.

Además, lo hizo a su manera rompiendo las reglas, creando un huracán de drogas y dinero.

  • Motiva a tu equipo

Jordan Belfort era un emprendedor. No se conformaba solo con sus ganancias. Era un verdadero líder: Si mi equipo está bien, yo estoy bien. Si mi equipo está mal, yo estoy mal.

Así que en días difíciles motivaba a su equipo con un discurso emotivo que conmueve a cualquier que lo escuche:

  • Recuerda que lo que es malo e ilegal no dura mucho

Haz las cosas BIEN Y LEGALES.  Una de las moralejas implícitas en el film es que lo ilegal tarde o temprano se desmorona. Al final Jordan Belfort estuvo cuatro años en la cárcel por delitos de corrupción y estafa, tuvo que traicionar a todos sus socios, amigos y compañeros. Su adicción lo llevó a perder a su esposa y a su empresa.

No pensó en las consecuencias y se desbocó con su droga favorita: el dinero.

Resumen: consejos del film The Wolf of Wall Street

Si quieres tener dinero, présta atención a las técnicas de venta en The Wolf of Wall Street.

En resumen estos son los consejos:

  • Vende con un lenguaje natural y empático
  • Ten visión para emprender
  • Arma tu equipo de trabajo
  • Crea una necesidad: oferta y demanda.
  • Aprovecha la controversia, no hay publicidad mala
  • Define tu audiencia
  • Sé auténtico, reinventa lo existente
  • Motiva a tu equipo
  • Recuerda que lo que es malo e ilegal no dura mucho

Frases The Wolf of Wall Street

Belfort animaba a sus trabajadores con grandes fiestas, prostitutas, dinero, alcohol, drogas y con frases memorables:

  • “No rendirse hasta que el cliente compre o muera”.
  • “No acepto un NO por respuesta”
  • “Sean feroces, sean aterradores”.
  • Todo lo que necesitas es una estrategia”.

Posdata:

Y tú, ¿cómo vendes el bolígrafo?

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela