Como he comentado en diferentes ocasiones, nosotros no siempre tenemos la potestad de escoger quién nos gusta o hace latir con más fuerza el corazón. Sucede en hombres y mujeres por igual, cuando alguien te gusta y eres correspondido se convierte en una etapa hermosa de la vida; cuando no, es más doloroso y a veces por distintos motivos enamorarse es un dolor de cabeza. Si te gusta la mujer de tu amigo, por ejemplo.

Suelen llegar a nuestros oídos historias en las que el nacimiento de esta sensación se torna incómodo, sobre todo cuando es por alguien “intocable”.

Todos tenemos amigos que consideramos más unos hermanos, están allí para bien y para mal salvándonos más de una vez de una locura. Ellos encuentran el amor y tú adoptas a su pareja como un amigo más… pero, de repente, algo pasa contigo, ves a su novia y te pones nervioso, se te acelera el corazón y comienzas a sentir cosas de “otra índole”.

¡Esto no puede ser!

Y como lo habías sospechado, te gusta la mujer de tu amigo… ¡Se supone que tenemos un código de lealtad! Debe existir alguna solución al respecto para lidiar y acabar con estos sentimientos. Pues para eso estoy yo acá, responderé con distintas posibilidades:

¿Qué hacer cuando te gusta la mujer de tu amigo?

Aclarar tus sentimientos

Es importante aclarar lo que realmente sientes por esta chica, internaliza las razones que te hacen pensar que te gusta. En estos casos, la cercanía con la novia de tu amigo puede surgir cuando ambos comparten gustos, hobbies e intereses. Ten encuentra que aunque te agrade la dinámica de la chica no significa que a ella también le estés gustando.

Marcar distancia

Si de plano te gusta, pero entiendes que el sentimiento no puede ser correspondido, tu mejor elección es marcar distancia. Quizás debas dejar de ver a tu amigo durante un tiempo para evitar encontrarte con ella, pero te darás cuenta que fue tu mejor decisión y evitarás lastimar a terceros.

Hay más mujeres en el mundo

Utiliza la distancia para enfocarte en buscar a alguien más, hay muchos peces en agua y cuando te gusta la mujer de tu amigo es mejor surcar otros océanos y no enfrascarte en algo dañino.

¿Qué hacer cuando ella siente lo mismo?

Acá se armó la guerra. Si bien habrá mucho drama, la mejor manera para salir de dudas es hablando. La comunicación es una herramienta efectiva y en estos casos es mejor ser sinceros con sus sentimientos, también lo deben ser con aquellos que forman parte de la relación.

Esta última opción no te garantiza evitar el dolor propio o de otros, pero sin duda en caso de ser un sentimiento recíproco te dará paz y mayor libertad.

Desde mi punto de vista, estos son algunos consejos que puedes poner en práctica si te gusta la mujer de tu amigo. ¡Espero que puedan serte de ayuda y que logres despejar tu mente de tantas dudas!

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela