lunes, mayo 7, 2018
¿Qué es el síndrome del shock tóxico?

¿Te inquieta lo que puede provocar el uso de tampones? Uno de los problemas que se puede desencadenar tras el uso inadecuado de tampones es el síndrome del shock tóxico.

Saber qué es y cómo identificarlo es sumamente importante, pues este puede ser potencialmente peligroso, sobre todo si no lo descubres a tiempo porque lo confundiste con una gripe. Si estás pensando utilizar tampones, es bueno que leas lo que viene a continuación.

¿Qué es el síndrome del shock tóxico?

El síndrome del shock tóxico es un trastorno muy raro y poco frecuente, sus siglas en inglés son TSS y es causado por la bacteria Staphylococcus Aureus, que se halla normalmente en la vagina y la nariz. Aproximadamente solo la mitad de los casos del síndrome del shock tóxico se vinculan con el uso de tampones, este puede producirse igualmente por métodos anticonceptivos como la esponja y el diafragma, infecciones cutáneas después de una cirugía, por neumonías, abscesos o quemaduras.

Asimismo, este síndrome puede presentarse en hombres, mujeres y hasta en niños. Los efectos de esta infección pueden reaparecer en aquellas personas que logran sobrevivir a la infección.

síndrome del shock tóxico

Consecuencias del síndrome del shock tóxico

Las consecuencias del síndrome del shock tóxico pueden llegar a ser mortales si no se trata a tiempo. Esta infección puede acarrear complicaciones rápidamente, provocando insuficiencia renal, hepática o cardíaca, convulsiones, sangrado e inclusive la muerte en prácticamente el 50% de los casos.

Por esto es tan importante que sepas cuáles son los síntomas de este síndrome y que si estás en tu período no lo confundas con una gripe, a la más mínima sospecha lo mejor es que vayas directamente al médico.

Síntomas del TSS

Los síntomas del síndrome del shock tóxico pueden llegar a confundirse con los de un resfriado o virus, pero hay que tener mucho cuidado, pues esta infección podría ser mortal. Si te encuentras en tu periodo y tienes alguno de estos síntomas y si sobre todo estás usando tampones, no debes descartar la posibilidad de que tengas TSS, y si es así ¡ve rápidamente al médico!

Los síntomas a los cuáles debes prestarle suma atención cuando te encuentres en tu período son:

  • Fiebre repentina y alta
  • Malestar general
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Dolor de garganta y enrojecimiento en los ojos
  • Mareos o desmayos
  • Desorientación, confusión.
  • Vómitos
  • Sarpullido similar a quemaduras por el sol
  • Enrojecimiento debajo de los párpados, dentro de la boca y la vagina.
  • Disminución de orina.
  • Fatiga y sed.

¿Cómo evitar el síndrome del shock tóxico?

Los tampones por sí solos no causan el síndrome del shock tóxico, pero si los dejas dentro de tu cuerpo más del tiempo recomendado, se creará el ambiente perfecto para que la bacteria Staphylococcus Aureus crezca y te afecte. La sangre acumulada por el tampón dentro de la vagina actúa como una incubadora para las bacterias.

Entonces, es muy sencillo evitar la aparición del TSS asociado al uso de tampones, solo debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Cambia tus tampones cada 4 u 8 horas.
  • Utiliza el tampón con la absorción adecuada para ti, es decir, esta puede variar dependiendo del día del periodo en que te encuentres. Lo mejor es que vayas probando del de menos absorción hasta dar con el indicado y así evitar esta infección u otras afecciones.
  • Alterna entre tampones y toallas femeninas, lo más recomendable es durante las noches utilices toallas en vez tampones.
  • Asegúrate de que cuando te vayas a clocar un nuevo tampón te hayas sacado el anterior, aunque no lo creas se olvida.
  • Lava tus manos antes de insertar o retirar tu tampón.
  • Usa los tampones solo para absorber el flujo sanguíneo durante la menstruación y no otras cosas.

Ten presente que mientras más tiempo dejas un tampón dentro de tu cuerpo, más tóxica será la cepa bacteriana y esto no es nada bueno para ti, ni para tu salud.

Tratamiento

Por lo regular el TSS se controla con antibióticos, pero también se puede tratar de acuerdo a los síntomas con métodos como la diálisis, la aplicación de inmunoglobulinas o fármacos inotrópicos.

Artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela