¿Cómo protegerse de la inflación?
¿Cómo protegerse de la inflación?
Califica esta publicación

– ¿Viste cuánto subió la mantequilla?

– ¿Y el café o el azúcar? ¡Están por las nubes!

¿Te suena familiar esta conversación? Es normal en estos días, ya que nos encontramos en un escenario multi–inflacionario donde los precios de los productos de mayor demanda se incrementan constantemente.

Una de las cosas más importantes ante este escenario es reconocer la situación: internalizar el hecho de que es posible que esta situación dure más de lo esperado, y por ello, debemos trazar un plan y tener a la mano ciertas estrategias que permitan la protección de tus ingresos y garantizar el bienestar de tu familia.

Hablemos de finanzas personales

El término se refiere a la gestión de los recursos económicos que se requieren para gastar, ahorrar o presupuestar los ingresos de un grupo familiar. En este punto se suele hablar de inversiones, proyectos, estilos de vida y decisiones de compra que afectan directamente a cada integrante de la familia.

La inflación genera mucha dificultad para planear a largo plazo, además que erosiona el ingreso de los habitantes de un país y  retarda el crecimiento económico.

Incertidumbre, parálisis, miedo y temor son algunos de los síntomas que se observan en los grupos familiares. Si no llegan a resolverse de manera oportuna, pueden acabar en serios problemas económicos como deudas impagables, embargos y pérdidas importantes de activos.

¿Qué hacer ante un escenario de inflación?

A continuación nombraremos 5 consejos para enfrentar la inflación o hiperinflación. Recuerden que varios países alrededor del mundo han vivido esta etapa y han podido salir adelante.

  1. Realizar un presupuesto familiar: esto es URGENTE. Lo recomendable es reunir al grupo familiar y contar con los datos de todos los ingresos y egresos del núcleo.Sueldos, comisiones, bonos, cuentas por cobrar, para los ingresos. Alquileres, mensualidades, seguros, mercado, salud, entre otros para los egresos. Una vez teniendo claro el escenario global, podemos decidir recortar temporalmente ciertos gastos que ayuden a sobrellevar la situación.
  2. Encontrar la mejor oferta: en la edad media, los enviados de mercaderes solían recorrer cientos de kilómetros y durar varios meses para conseguir el mejor precio de la mercancía que deseaban.Hoy en día, y gracias a los avances tecnológicos, no es necesario realizar esta travesía. La idea es encontrar los mejores precios de los productos que debes comprar, sobre todo en el rubro de alimentos.Conserva el contacto con familiares, compañeros de trabajo y vecinos que puedan dar información de las mejores ofertas de lo que tú y tu familia necesitan.
  3. Invertir y ahorrar: suena contradictorio, sin embargo en los momentos donde los gastos implican un seguimiento continuo, se debe invertir en algún instrumento financiero que brinde una rentabilidad mayor a la inflación mensual.Acciones, inmuebles, vehículos, bonos, criptomonedas, entre otros; son instrumentos que tienden a proteger su capital y resguardarlo para futuros gastos imprevistos. Averigüa qué instrumento te conviene más o solicita ayuda profesional. Ve esto como una inversión.
  4. Hacer compras en grupos: de ser posible, intenta coordinar con allegados la compra al mayor de la mercancía de uso diario. Comida no perecedera, artículos de higiene, entre otros. Si logran realizar esto con regularidad verán con agrado cómo obtienen beneficios en su bolsillo.
  5. Encontrar una fuente alterna de ingresos: más fácil decirlo que hacerlo, sin embargo es totalmente posible. Los países latinoamericanos son pioneros en la intención emprendedora, sea por necesidad o por decisión propia.Reconoce tus talentos y los de su grupo familiar y comienza ventas de productos artesanales, servicios profesionales, entre otros. Este consejo es válido tanto en presencia o ausencia de inflación.

Lee e infórmate constantemente de las noticias económicas, comparte con tus allegados, más que los problemas, las soluciones que están implementando y verás que es posible vivir y obtener ganancias en este tipo de entornos.

https://bloguerosdevenezuela.com/author/frankchivico/

Redes: @frank_chivico

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

2 Comentarios

Sheila Vargas Rojas enero 13, 2018 at 3:54 am

Excelente artículo Frank. Lo único que podría agregar a la parte del presupuesto familiar, es que es a veces preferible cancelar deudas así sea con la liquidación de activos, sobretodo si las deudas han salido de control. Me explico: si tienen un nivel razonable y se sabe manejar, es bueno tener tanto historial crediticio como jugar con tasas que sabemos estás mucho mas bajas que la inflación. Sin embargo, si lo que te estás es “rayando” por los atrasos y esto está ahogando tu presupuesto natural, es preferible sacrificar activos no indispensables y si no eliminar el endeudamiento, al menos volver a un nivel en que no asfixie. En ocasiones guardamos “peroles” que no usamos.. Y esa puede ser una tortilla para voltear! Y otra cosa, es también ahorrar o invertir en algo que sea, o fácil de vender en algún momento, que no pierda valor y que nos resguarde de esta devaluación criminal que vivimos los venezolanos. Gracias

Frank Chivcio enero 13, 2018 at 3:04 pm

Muchísimas gracias Sheila, excelente recomendaciones, las tomaré en cuenta para un próximo escrito.

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela