Un factor estresante es cualquier cosa que perturbe la homeóstasis (capacidad de mantener una condición interna estable); puede ser algo físico, psicológica o social. Perturba el momento presente por lo que puede ser algo que cambia por completo tu día. No hay duda de que el estrés es necesario para obligarnos a movernos y actuar, pero el estrés puede traer problemas cardiovasculares, inmunológicos, de memoria o del sistema reproductivo, además de envejecernos más rápido. Es por ello que, en colaboración con 2×3.cl, te traemos toda la información que necesitas saber acerca del estrés y los problemas de salud que te puede traer.

persona estresada

El estrés y el corazón

Si nos persigue una criatura peluda de gran tamaño en un bosque oscuro, el efecto del estrés en el corazón lo hace más eficiente. Diversas hormonas son enviados al torrente sanguíneo para proporcionar energía inmediata. El aumento en los latidos del corazón permite una circulación rápida para llevar la sangre a donde más se necesita, como los músculos, para que podamos correr más rápido. Sin embargo, ¿qué pasa si el estrés es crónico?

El resultado es una presión arterial elevada crónica que ejerce mucha presión sobre los vasos sanguíneos. ¡Esto causa mucho daño! El estrés puede provocar que los vasos sanguíneos se inflamen. Además, los químicos generados por el estrés hacen la sangre viscosa como la miel. Así terminamos con vasos sanguíneos más estrechos, presión arterial alta, grasa y azúcar que se queda atascada en la sangre viscosa. Esto puede ocasionar un desastre si el flujo sanguíneo es demasiado lento o se obstruye de tal modo que no puede llegar a un órgano como el corazón o el cerebro.

A veces el estrés a corto plazo también puede ser tan intenso que puede causar mucho daño. Por ejemplo, una emoción fuerte como la ira aumenta al doble el riesgo de sufrir un infarto al miocardio durante las siguientes dos horas.

mujer estresada


El estrés y el sistema inmunológico

Parte de la respuesta del cuerpo ante el estrés es deprimir al sistema inmunológico. Al principio, poco después de estresarte, hay una mejora en la respuesta inmunológica, pero si el estresor permanece por una hora o más, el sistema inmunológico se “apaga” hasta que vuelve a los niveles previos a la ocurrencia del estresor. Sin embargo, si el estrés continúa por mucho más, el sistema inmunológico sigue debilitándose hasta llegar a niveles por debajo de los normales. Esta inmunodepresión relacionada con el estrés está lejos de ser benigna. Esto explica porqué fácilmente nos enfermamos cuando estamos sometidos a estrés.

El estrés y la memoria

Los estresores a corto plazo agudizan la memoria, lo cual facilita nuestra toma de decisiones y otros procesos cognitivos y habilidades sensoriales. Por otra parte, cuando el estrés a largo plazo, los químicos generados por el estrés se acumulan en el cerebro y afectan áreas del cerebro encargadas de la memoria, como el hipocampo. 

El estrés y la reproducción

La infertilidad se define como la imposibilidad de quedar embarazada después de un año de intentarlo. En muchos casos, no hay nada patológico en los sistemas reproductores de las parejas. Desafortunadamente, el estrés deprime todo el sistema reproductor, al inhibir los químicos clave como la hormona estimulante del folículo y la hormona luteoestimulante. ¡Resulta que el estrés es una excelente pastilla anticonceptiva!

El estrés y el envejecimiento

Cada órgano envejece de manera diferente y el estrés los afecta a todos por igual. Un químico producido por el estrés que es tóxico cuando se acumula (como en el estrés crónico) son los glucocorticoides (por ejemplo, el cortisol), es tan fatal que está directamente relacionado con la muerte del salmón después del desove. Después de la reproducción, los altos niveles de los glucocorticoides dañan muchos tejidos en el salmón, incluídas las glándulas suprarrenales, los riñones, el sistema inmunológico y los sistemas digestivos. La toxicidad de los glucocorticoides también acelera el envejecimiento del cerebro. Las áreas del cerebro involucradas en las habilidades cognitivas y sensoriales, como la memoria, la toma de decisiones,el pensamiento flexible y los tiempos de reacción, son las primeras en verse comprometidas.

Hay muchas situaciones estresantes que generan fuerza y confianza. El criterio es: el estrés que puedas tolerar, manejar con éxito y controlar. Cuando estos elementos no están presentes, el estrés puede afectar la calidad de vida y generar una muerte prematura. Una lección que aprender del salmón es que el estrés puede matarnos de una manera trágica.

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela