viernes, junio 22, 2018
Los mejores poemas eróticos

Descubre qué tan caliente puedes ponerte con algo tan sublime como una poesía. Anticiparnos al placer puede ser más lujurioso de lo que piensas. Los poemas eróticos guardan su poder en las palabras y en cómo nos sirven para expresar la belleza artística del deseo sexual.

Este subgénero literario es controversial. Por muchos años fue todo un tabú y era considerado como la pornografía de nuestros días. Aún existe una delgada línea que distingue a los poemas eróticos de lo que es pornográfico.

Aquí encontrarás distintos autores que utilizan con mucha sutileza aspectos físicos y sensuales, ya sea para calentar motores o simplemente para retratar lo bella que es la sensualidad.

8 poemas eróticos para enamorar

Contemplé tanto – Constantino Cavafis

Cavafis fue un poeta griego y una de las figuras literarias más importantes de la poesía contemporánea.

Contemplé tanto la belleza

que mi visión le pertenece.

Líneas del cuerpo, labios rojos. Sensuales miembros.

Cabellos como copiados de las estatuas griegas;

hermosos siempre, incluso despeinados,

y caídos apenas, sobre las blancas sienes.

Rostros del amor, tal como los deseaba

mi poesía… en mis noches juveniles,

en mis noches ocultas, encontradas…

Traducción de José María Álvarez

 Mi cuerpo – Juan Ramón Jiménez

Juan Ramón Jiménez es un poeta español ganador del Premio Nobel 1956.

Vivo olvidado
de mi cuerpo…

Más cuando tú me coges
me lo siento
todo,
duro, suave, dibujado, lleno,
y gozo de él en ti y en mí,
contigo, descubierto, en su secreto.

 Cuando, después de amarnos – Juan Ramón Jiménez

Otro de los poemas eróticos de Jiménez, uno de los mejores poetas del siglo XX.

Cuando, después de amarnos, te coges el cabello

desordenado, ¡cómo son de hermosos tus brazos!

cual en un libro abierto, surge la letra negra

de tus axilas, fina, dulce sobre lo blanco.

Y en el gesto violento, se te abren los pechos,

y los pezones, tantas veces acariciados,

parecen, desde lejos, más oscuros, más grandes…

el sexo se te esconde, más pequeño y más blando…

 Mis piernas palpitan – Rosario Valcárcel

Nacida en Las Palmas de Gran Canaria, Valcárcel tiene varios poemas eróticos repletos de sensualidad en su publicación Del amor y las pasiones.

Prisioneras, pugnan por abrirse.

Quiero alzarme sobre el mar que hierve,

emerger en tu humo de fuego,

explorar los abismos de tu lecho.

Quiero la vibración de tu aliento,

fundirme en tu fragua,

moldearme en tu oleaje…

Amor – Delmira Agustini

Esta poetisa uruguaya tiene distintas obras que siguen una línea modernista, feminista y erótica. Este poema fue publicado en la antología del año 1907.

Yo lo soñé impetuoso, formidable y ardiente;
Hablaba el impreciso lenguaje del torrente;
Era un mar desbordado de locura y de fuego,
Rodando por la vida como un eterno riego.

Luego soñélo triste, como un gran sol poniente
Que dobla ante la noche la cabeza de fuego;
Después rió, y en su boca tan tierna como un ruego,
Sonaba sus cristales el alma de la fuente…

 El vino de los amantes- Charles Baudelaire

Este es uno de los poemas eróticos del francés Bauladelaire, fue publicado en la colección de poemas de 1857: Las flores del mal.

Como dos ángeles torturados
Por un implacable placer
En el cristal azul del amanecer
Sigamos tras el espejismo…

Amantes – Alejandra Pizarnik

Pizarnik fue una poeta y traductora argentina que desahogó toda su sensibilidad en la poseía.

Una flor
no lejos de la noche
mi cuerpo mudo
se abre
a la delicada urgencia del rocío.

Oración – Juan Gelman

Este periodista, traductor y militante guerrillero también fue ganador del Premio Miguel de Cervantes en el año 2007.

Habítame, penétrame.
Sea tu sangre una con mi sangre.
Tu boca entre mi boca.
Tu corazón agrande el mío hasta estallar…
Desgárrame.
Caigas entera en mis entrañas.
Anden tus manos en mis manos.
Tus pies caminen en mis pies, tus pies.
Árdeme, árdeme.
Cólmeme tu dulzura.
Báñeme tu saliva el paladar.
Estés en mí como está la madera en el palito.
Que ya no puedo así, con esta sed
Quemándome.
Con esta sed quemándome.
La soledad, sus cuervos, sus perros, sus pedazos.

Como has leído, en los poemas eróticos las metáforas y demás recursos literarios se unen para retratar nuestro deseo sexual, ¿cuál de todos ha sido tu poema favorito? ¿Prefieres algún otro autor?

Artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela