martes, mayo 22, 2018
¿Cuántos son los pecados capitales?

Las enseñanzas del cristianismo han buscado ser guias para el comportamiento de un buen creyente. Por esta razón fueron creados los pecados capitales, esos deseos que van contra la voluntad de Dios y que son llamados capitales porque de ellos descienden muchos otros vicios. Si eres adicto al sexo, te crees lo mejor o siempre tienes flojera, pues estás pecando. Tus deseos impuros violan lo que es considerado correcto por el cristianismo.

Origen de los pecados capitales

A lo largo del tiempo ha variado un poco cuántos son los pecados capitales, una cifra de ocho pasó a siete. El primero en reseñarlos fue el monje Evagrio Póntico en un texto escrito en griego llamado Sobre los ocho vicios malvados.

Póntico describió vicios orientados al deseo de posesión (gula y ebriedad, avaricia, lujuria, vanagloria) y vicios irascibles, como privaciones, frustraciones o carencias (ira, pereza, tristeza u orgullo).

Para el siglo V, san Juan Casiano, cambió el pecado del orgullo por una palabra más adecuada “soberbia”. Se encargó de difundir la lista para enseñar los actos pecaminosos a los cristianos.

Sin embargo, no fue hasta la llegada del papa romano san Gregorio Magno en el siglo VI que se oficializó el orden de los pecados capitales. El Papa eliminó la tristeza para ser una rama más de la pereza, como quien dice, no hay tiempo para llorar.

Los 7 Pecados Capitales

  1. Lujuria

Ver pornografía, investigar posiciones del kamasutra, o cualquier pensamiento subido de tono que tengas y que implique intensificar excesivamente el placer sexual, es catalogado de lujuria. Asimismo, el incesto y adulterio entran en este pecado.

  1. Pereza

Lee muy bien el dicho: Las personas inteligentes no se aburren, se ocupan. La pereza se puede interpretar como ese eterno aburrimiento, desánimo o apatía, todo lo contrario a entusiastas dispuestos con metas en sus vidas.

  1. Gula

¿Puedes decir “basta, comí suficiente” o sigues tragando como un cerdo? Si tu respuesta es no, estás cumpliendo uno de los pecados capitales: la gula. También el exceso de bebidas alcohólicas o de drogas es considerado gula.

  1. Ira

¿Necesitas clases de control de ira? Si te enfureces fácilmente con o sin razón, guardas rencor, odio o desmesura estás pecando de ira. Incluso hay otras formas más evidentes y graves como la discriminación, homicidio o robo.

  1. Envidia

Seguro has soñado con la riqueza, los éxitos, el físico o la pareja de alguien más, pero no basta con querer el bien ajeno, los envidiosos gozan del sufrimiento de otros. Si bien puedes hacer comparaciones, no cargues tu vida de inseguridades, resentimientos u odios.

  1. Avaricia

La avaricia es uno de los pecados capitales en los que existe un deseo insaciable por obtener y mantener riquezas. Este comportamiento te puede llevar a otros vicios como robos, sobornos, engaños, violencia, deslealtades hasta ser una persona miserable.

  1. Soberbia

La última Coca-Cola del desierto y tú, si te sientes aludido, capaz te tengas en alta estima. Existe una línea muy delgada entre tener autoestima y ser soberbio. Este es uno de los pecados capitales en el que las personas se creen mejor que los demás, quieren ser admirados por un séquito de alabadores.

Ahora que sabes cuántos son los pecados capitales y cómo son cada uno de ellos, ¿en cuáles crees que has pecado? Por mi parte, he tomado un pedacito de carga por cada uno, al final de cuentas somos humanos y lo que nos queda por hacer tras identificar estos pecados es rectificar.

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela