Todo lo referente a parásitos intestinales
Todo lo referente a parásitos intestinales
5 (100%) 2 votes

Los parásitos intestinales se habitan en los intestinos, generalmente  gusanos que se introducen en el cuerpo alojándose y usando este órgano como refugio.

Los parásitos son muy comunes en todo el mundo pero específicamente, cuando se trata de los más pequeños de la casa, las infecciones parasitarias se transmiten en lugares concurridos como las guarderías.

Un dato curioso que es los niños que viven en países en desarrollo son los que, por lo general, portan algún tipo de parásito.

Las malas condiciones sanitarias  al igual que la mala calidad del agua aumentan el riesgo de contraer parásitos, y en estos casos, se desarrollan síntomas que reflejen la presencia de estos parásitos. Por este motivo siempre se recomienda hervir el agua antes de consumirla.

parásitos intestinales

Los parásitos intestinales más frecuentes

Dos de los parásitos intestinales más frecuentes son Giardia y Oxiurus.

Giardiasis

La Giardiasis o conocida también como fiebre del castor, es transmitida por el agua donde el niño contrae la infección tras beber agua contaminada.

Los niños son más propensos a desarrollar Giardiasis en regiones en que las instalaciones sanitarias y de agua potable son inadecuadas o en lugares donde hay muchas personas en contacto estrecho.

Oxiurus

Los Oxiurus son gusanos pequeños y blancos con aspecto de hebra alojados en el recto. Ellos suelen salir del ano durante la noche y depositan sus huevos en zonas cercanas a este órgano, generando una intensa picazón y otro tipo de incomodidad, pero no causan ningún tipo de enfermedad.

Los huevos de Oxiurus son muy persistentes. Pueden permanecer hasta 2 semanas fuera del cuerpo, sobre la vestimenta, la ropa de cama u otros objetos.

Métodos de prevención

La mejor defensa contra ataque hacia los parásitos es sin duda alguna, una buena higiene y en este sentido, es aconsejable que toda la familia mantenga un entorno higiénico adecuado, al igual que en los lugares de trabajo y el cuidado donde estén atendiendo al bebé de la casa.

Hablando de esto, es importante seguir estas recomendaciones para evitar adquirir parásitos y tener desagradables consecuencias:

Lavarse las manos frecuentemente, especialmente después de cambiar pañales, ir al baño o jugar al aire libre.

Evitar el consumo de agua potencialmente contaminada, o bien hervirla o filtrarla.

Lavar regularmente la ropa de cama.

Lavar los juguetes de los niños con desinfectante.

Cambiarse regularmente la ropa interior.

Intentar no tragar agua al nadar en piletas, lagos o corrientes.

Dado que los huevos de oxiúridos son sensibles a la luz, es conveniente abrir las persianas o las cortinas de las habitaciones durante el día..

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela