¿Qué son los miomas uterinos y cómo se curan?
¿Qué son los miomas uterinos y cómo se curan?
Califica esta publicación

Realmente, ¿sabes lo que son los miomas?, y ¿los fibromas? Tranquila que aprenderás mucho sobre este tema, además de saber cómo tratarlos.

Los miomas o fibromas o pólipos uterinos, son formaciones tumorales que unas veces pueden tener su origen muscular, o fibroso, pero lo importante es que generalmente son benignos y suelen aparecer en el útero, en especial en la edad fértil de una mujer.

La complicación más frecuente suele ser el dolor, el cual es provocado debido a que estas formaciones ocupan un lugar que no les corresponden.

Asimismo, otras complicaciones más frecuentes que suelen ocurrir son las hemorragias, así como la compresión de los órganos vecinos, dependiendo del tamaño del mioma.

Por su parte, el tamaño de los miomas es variable y cuando crecen suelen ser un verdadero problema.

Pero, ¿cómo aparecen?, ¿cuál es la causa? Aparentemente, la causa es desconocida, a pesar de esto su aparición se debe a la participación de ciertas hormonas femeninas como la prolactina, la paratiroidea y la del crecimiento.

En algunas mujeres son asintomáticos, en otras pueden ocasionar síntomas severos como: sangrados excesivos, calambres durante la menstruación, dolor de espalda, orinar con frecuencia, relaciones sexuales dolorosas, infertilidad.

¿Cómo se curan los miomas uterinos?

Ahora te preguntarás: ¿Qué se debe hacer? ¿Qué tratamientos existen para curarlos?

Para tratarlos te propongo algunos tratamientos caseros y naturales que ayudan a detener el crecimiento de los miomas, así como su desarrollo. Entre estos se puede mencionar:

Infusiones de zarzaparrilla: Esta consiste en tomar dos infusiones de esta planta, una en ayunas y otra antes de cenar.

Licuados de zumo a base de col, perejil, manzana y zanahoria, resultando efectivos y muy beneficiosos.

El germen de trigo, si lo tomas en comprimidos o una cucharada, según el caso, también funciona.

Lo puedes hacer antes de comer y de cenar, así como también tomar dos cápsulas de levadura de cerveza en la comida  o una cucharada sopera, según sea el caso, más dos dientes de ajo en el desayuno y durante las comidas.

Diente de león, es una planta que contribuye a la salud del hígado, siendo este un órgano sumamente importante en el metabolismo y que favorece al equilibrio de las hormonas.

Puedes aprovechar la raíz, al igual que las hojas, en infusiones.

Jengibre, que favorece la irrigación sanguínea del útero ayudando a reducir la inflamación tanto del útero como de los ovarios.

Hojas de frambuesa, estas tonifican los músculos del útero favoreciendo la irrigación sanguínea, además de normalizar el ciclo menstrual. También previene los sangrados.

Consume muchas mandarinas, reducen la formación de quistes ováricos.

Si a las dos horas antes de ir a la cama te colocas una cataplasma de arcilla de dos centímetros de espesor directamente en el vientre, templada o fría, desde el ombligo hasta la línea del vello púbico, un centímetro por debajo de este, dos horas como mínimo, puede ser muy beneficioso.

Por las noches puedes tomar dos mandarinas antes de cenar y lechuga en la cena, pues lo ideal es que consumas abundantes frutas antes de las comidas, nunca después y preferiblemente naranjas y limones.

Fíjate, también te diré lo qué no debes hacer como una forma de prevenir:

Evita los azucares refinados y las grasas saturadas.

Lleva una dieta saludable que incluya terapias naturales, que sea rica en nutrientes.

Debes añadir a los alimentos más fibra, lo que te favorece a la eliminación del exceso de estrógenos, por que ayudas a detener el crecimiento de los miomas.

Ingiere más cereales integrales, futas y verduras. Semillas oleaginosas como las nueces y las almendras.

No consumas productos lácteos ni derivados.

No consumas harinas blancas refinadas como pan, pasteles, más bien sustitúyelos por leches vegetales, miel, azúcar morena y pan integral.

Prohibido ingerir alcohol, tabaco, té, café, salsas; carnes de cerdo, cordero, pato, piel de pollo o pavo. Tampoco mariscos, moluscos, alimentos ahumados, quesos curados, pescado congelado,  caldo de animales o de sus huesos, bebidas gasificadas, vinagre ni pimienta o sal que no sea marina.

Por ultimo, es recomendable una vez que se diagnostican los miomas vigilar su crecimiento y en caso de que lleguen y crezcan es conveniente extirparlos, pero siempre consultando a tu médico, tratando de buscar alternativas menos invasivas y riesgosas.

Recuerda que junto a estos tratamientos debes llevar alguna de las dietas como la avena, la cual sirve no solo para perder de forma equilibrada el peso, sino que también cuida tu alimentación. Puedes tomarla con frutas o en crema. ¡Es muy beneficiosa!

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela