¿Cuáles son los Métodos de Conservación de Alimentos?

Si la comida se te daña muy rápido, en este artículo te enseñaré cómo evitarlo. Para esto, existen métodos de conservación de alimentos que alargarán la vida de estos y evitarán la proliferación de bacterias.

Antes que nada debes saber que los microorganismos necesitan tres cosas para vivir: alimento, agua y atmósfera (pH, aire y temperatura entre 4 y 60 grados centígrados, aunque la más peligrosa es a los 35 grados centígrados).  Ahora bien,  no significa que si no le damos esto a los microorganismos los alimentos no se dañarán, pero sí retrasaremos su descomposición.

Hay que tener en cuenta que no todas las bacterias son iguales, dependen del alimento, su acidez, la cantidad de agua, azúcares y proteínas que los mismos contengan; entre más de todos estos componentes tenga el alimento, mayor será la probabilidad de que se dañe rápidamente.

Origen de los métodos de conservación

Los métodos de conservación de alimentos yacen desde tiempos antiguos, estos empezaron con la salazón de las carnes y conservas en grasas animales.

Cabe destacar que con el tiempo empezamos a buscar métodos más eficientes y aún seguimos en eso, ya que a diario se innova con mejores y más fiables procesos que garantizan mayor tiempo de vida útil a los alimentos perecederos (carnes, vegetales, lácteos), aportándole sabores, texturas o ninguna de los anteriores.

Principales métodos de conservación de alimentos

Debo decirte que este tema es extenso y da para mucho más, sin embargo espero que lo que te comentaré en este artículo amplíe tu visión y conocimiento sobre los tipos de métodos de conservación de alimentos que existen, para qué tipo de alimento funcionan y en qué consiste cada uno.

Valiéndome de que ya que sabes un poco más del tema por lo que te he comentado,  te hablaré con mayor detalle sobre los principales métodos de conservación de alimentos.

Clásicos

Salazón: consiste en agregar una cantidad de sal sobre los alimentos (principalmente carnes) para provocar la pérdida de agua.

Ahumado: consiste en exponer al alimento (principalmente carnes, quesos y embutidos) a temperaturas que no pasen de 75 grados centígrados y al humo de la madera (a  elección de cada persona) que se utilice. A través del ahumado, uno de los métodos de conservación de alimentos, los mismos perderán agua y tomarán sabor.

Conserva en aceite: esta técnica se aplica en vegetales (ajo, berenjena, tomates secos, etc.) y en carnes como la de pescado. Consiste en mantener el alimento sumergido en aceite en envases con tapa.

Conserva con azúcar: como las mermeladas, jaleas, almíbares, entre otros, este método consiste en someter a los alimentos (frutas y vegetales) a cocciones con alto contenido de azúcar.

Conserva con vinagre: ¿conoces los pepinillos? Ellos se mantienen con este tipo de conservación que consiste en cocinar el alimento con vinagre a baja temperatura por tiempos cortos a largos.

Modernos

Refrigeración: este es el método de conservación más común en esta época, consiste en mantener los alimentos a una temperatura no mayor de 4 grados, sirve para vegetales y frutas, mas no es recomendable para carnes, ya que son productos muy perecederos y están en temperatura de riesgo.

Congelación: el segundo método de conservación más común consiste en mantener los alimentos a una temperatura menor o igual a 0 grados centígrados. Sirve para vegetales, frutas y es ideal para las carnes. Este tipo de técnica para conservar alimentos por lo general permite alargar la vida útil de los amientos mucho más que el método de refrigeración.

Al vacío: consiste en colocar los alimentos en bolsas especiales y pasarlos por una selladora de vacío para retirarle la mayor cantidad de aire dentro de la bolsa, hasta un 90% es posible con proteínas cocidas y un 97% con proteínas crudas; este método sirve tanto para carnes como vegetales y frutas.

Pasteurizado: consiste en aplicar calor primero al producto, a 72 grados centígrados por 15 segundos, y luego al envase con el alimento dentro y sellado a 138 grados centígrados por 2 segundos, esto nos garantiza la eliminación de agentes patógenos. Hoy en día, podemos escuchar también de pasteurización en frio, aunque no está en uso comercial aún.

Deshidratado: consiste en someter el alimento a largos tiempos de cocción a baja temperatura (40-60 grados centígrados) para eliminar la mayor cantidad de líquido hasta un 80%, sirve para frutas, vegetales y carnes.

Ultra congelación: este es otro de los métodos de conservación de alimentos más utilizados, sobre todo en la fabricación de helados. En esta técnica se lleva el alimento de su temperatura inicial a una temperatura por debajo de los -30 grados centígrados en un tiempo muy corto, evitando la reproducción de bacterias por medio de la temperatura de riesgo. Va de la mano con el método de vacío en lo que respecta a los utilizados en las industrias de comida.

Aditivos

Los aditivos son métodos de conservación de alimentos donde se emplean químicos que prologan la vida de los mismos, para esto están:

Nitritos y nitratos: son sales de ácido nítrico que se añaden a los embutidos (jamones, salchichas, etc.), únicamente evitan la proliferación de bacterias en carnes.

Antioxidantes: previenen la oxidación de las proteínas de los alimentos, para este método se utiliza el EDTA y el ácido cítrico.

Fungicidas y bactericidas: estos evitan la proliferación de bacterias y crecimiento de hongos. Mayormente se utiliza el sorbato de potasio y lo podemos encontrar en salsas preparadas como la mayonesa y en la kétchup.

Después de tanta información espero que este artículo te haya sido de utilidad y haya resuelto cualquier incógnita sobre los tipos de métodos de conservación de alimentos que puedes aplicar.

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela