¿Qué es la osteoartrosis?
¿Qué es la osteoartrosis?
Califica esta publicación

La osteoartrosis es una enfermedad crónica y degenerativa del cartílago y del hueso adyacente que produce dolor en la zona afectada y rigidez de la articulación. De este modo el cartílago, tejido especializado que reviste las articulaciones y que permite el movimiento suave con un mínimo de contacto, pierde su capacidad de regeneración, se adelgaza y  se presenta un mayor roce entre las superficies articulares de los huesos, con un compromiso de su función.

Esto sucede a nivel de las manos, rodillas, pies, cadera y columna vertebral, ocurriendo con la edad o traumatismos, y puede afectar tanto a hombres como a mujeres, especialmente en la tercera edad.

Entonces, ¿cómo aparece la osteoartrosis?

Primero que nada, la principal manifestación es el dolor, inicialmente leve y transitorio, que progresa en intensidad con el desarrollo del desgaste articular, incrementándose con el movimiento, luego se establece en forma definitiva en los casos avanzados con la deformación en los dedos de las manos y pies.

Asimismo, uno de los condicionantes de esta enfermedad es la obesidad en grado severo, que determina el soporte de las cargas adicionales sobre la cadera, rodilla y tobillo, contribuyendo al daño del cartílago en esas articulaciones.

También las personas que practican deportes extremos suelen imponer una fuerte carga sobre el cartílago y están predispuestas al desarrollo de lesiones que favorecen la aparición de la osteoartritis u osteoartrosis.

En el caso de sufrir en cualquier momento de tu vida alguna fractura, puede comprometerse el cartílago articular con una alta probabilidad de provocarte un desgaste posterior.

Consejos para tratar la osteoartrosis

Para mejorar estas molestias, existen una serie de medidas importantes que debes considerar:

Evitar el uso frecuente de las articulaciones afectadas

Además de cumplir con el tratamiento en la dosis y periodicidad prescrita por tu especialista, debes evitar en lo posible el uso de las articulaciones afectadas. Procura no subir y bajar escaleras, cargar objetos pesados, permanecer de pie por un tiempo prolongado o caminar y realizar quehaceres en forma exagerada.

Terapias de calor

Utilizar calor local con una bolsa de agua caliente o cojín eléctrico en los sitios adoloridos y asiste a baños en aguas termales, resultan particularmente efectivos en el alivio del dolor.

Ejercicio

Realizar ejercicios es una parte fundamental del tratamiento, según las indicaciones del médico o del especialista de rehabilitación. El ejercicio tiene como finalidad aumentar la movilidad de la articulación afectada y fortalecer los músculos vecinos. ¡Recuerda que la inmovilización tiende a favorecer o agravar la artrosis!

Cuidar la postura

Guarda una postura adecuada, especialmente en aquellas personas que pasan el mayor tiempo del día sentadas, esto es que el respaldo sea recto o con una almohadilla lumbar y/o colchones duros conocidos como ortopédicos, que alivian el dolor en los casos de molestias de la espalda.

No tomes medicamentos sin prescripción médica, es importante que consultes a tu especialista. ¡Y no olvides el aspecto psicológico!  Es de gran importancia ya que existe la tendencia a la depresión y con ella se reduce el umbral de la percepción de dolor,  lo cual resulta en un circulo vicioso.

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela





Dx WW