¿Qué es la lumbalgia?

El dolor lumbar o la lumbalgia es aquel dolor localizado en el área de la espalda comprendida entre la última costilla y la región sacra. Es importante tener en cuenta que esta parte de nuestro cuerpo está sometida a soportar el peso del mismo cuando estamos sentados, y a una gran tensión cuando nos inclinamos a levantar un objeto pesado. En este sentido, la lumbalgia es la segunda causa más común de consulta al médico, ya que en la mayoría de los casos puede ser motivo de incapacidad laboral.

¿Por qué ocurre la lumbalgia?

En la mayoría de los casos ocurre por alteraciones mecánicas de las estructuras vertebrales, a veces de carácter inespecífico. Dentro de las estructuras que pueden causar dolor se encuentran las raíces nerviosas, ligamentos, discos de las vértebras, articulaciones, hueso, músculo, entre otros.

Lo que sabemos es que cuando aparece el dolor, este se puede extender a la región lateral de la espalda o glúteos, incluso con una sensación de hormigueo en miembros inferiores, sin una clara distribución. Toda lumbalgia debe ser estudiada para descartar causas específicas como la aparición de una hernia discal, espondilitis anquilosante, tumores, fracturas vertebrales.

¿Cuáles son las características del dolor lumbar?

  • Se incrementa con los movimientos y se alivia cuando estamos en reposo.
  • Con frecuencia aparece al levantarnos, mejorando al poco tiempo de hacer alguna actividad sencilla como caminar.
  • Puede estar relacionado con la postura, aumentar tras permanecer mucho tiempo sentado o de pie y puede mejorar al caminar.

¿Qué factores aumentan el riesgo a sufrir lumbalgia?

  • La mala postura al sentarse.
  • La edad mayor de los 40 años, generalmente.
  • La falta de actividad física.
  • El estrés o la depresión.
  • La fatiga laboral por incremento en la carga de trabajo, insatisfacción, ambiente no amigable o conflictos con otras personas.
  • Levantar peso de manera incorrecta.

Consejos para tratar la lumbalgia

El tratamiento se sustenta en:

  • Medidas de acción local como el calor, por ejemplo al colocar una  almohadilla debajo de las rodillas al estar acostado.
  • Dormir en posición fetal utilizando una almohadilla, cojín o una toalla enrollada en la parte baja de la espalda mientras se trabaja sentado o se está conduciendo por largo rato.
  • En las mujeres, restringir el uso de zapatos de tacón muy alto.
  • Uso de diversos grupos de fármacos han mostrado su efectividad en aliviar la lumbalgia, en especial cuando se administra por vía inyectable. Estos son analgésicos, antinflamatorios y relajantes musculares.

Recomendaciones

  • Realizar ejercicios, como caminar o practicar natación, para fortalecer los músculos.
  • Adoptar la postura correcta al sentarse a trabajar frente al computador.
  • Reducir el peso si es necesario.
  • Aplicar las maniobras correctas para levantar objetos.
  • Por último, ¡no olvides de acudir al especialista si el dolor persiste o es muy intenso!

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela