lunes, mayo 21, 2018
¿Qué es la infidelidad emocional?

Ser infiel está estrechamente relacionado con el contacto físico hacia otra persona, ya sea tener sexo, besos o simples caricias. Sin embargo, involucrar sentimientos con un tercero te puede llevar a cometer una infidelidad emocional. Descubre de qué se trata.

Si estás en pareja y has dejado entrar a tu corazón un tercero, déjame decirte que estás siendo un infiel emocional. No importa cuántas veces te digas a ti mismo lo fuerte que has sido por impedir un contacto sexual, eres infiel.

Aunque normalmente asociamos la infidelidad con un engaño físico, las emociones y sentimientos en un triángulo amoroso resultan ser una carga más pesada de sobrellevar.

¿Cómo se manifiesta la infidelidad emocional?

El concepto de infidelidad ha sido reescrito y el tradicional ha quedado en el pasado. La infidelidad emocional consiste en estrechar lazos emocionales que pueden conducir a un deseo sexual, a pesar de que no se llegue a consumar el acto.

Esta traición se manifiesta cuando pasas horas pensando en esa otra persona, sueñas con ella, tienen sexo telefónico, no paran de intercambiar mensajes subidos de tono o cuando realizan actividades juntos, el tiempo es más especial que el que compartes con tu pareja.

Todos estos indicadores son un reflejo de que tu relación va en picada. Es más evidente todavía si a esto le sumas que con cada situación la atracción física está a un paso más de convertirse en una infidelidad con todas las letras y en mayúscula, piensas en ¡SEXO!

¿Qué hacer contra la infidelidad emocional?

Muchos consideran a la infidelidad emocional como un juego. Si bien no tienes intenciones de abandonar a tu pareja y no piensas mantener un contacto físico real, puedes terminar perdiendo. Involucrar sentimientos es peor que pasar una noche de placer, donde al día siguiente puedes decir “chao, ni recuerdo tu nombre”.

Cuando ocurre una infidelidad emocional existen dos vías para seguir adelante: luchar por tu relación o terminarla. No tiene sentido continuar engañando a tu pareja o peor aún, a ti mismo. No sientas culpa por poner punto y final a una historia.

Si por el contrario has decidido apostar por tu relación, el diálogo debe ser fundamental. No debes seguir ignorando los problemas que tienen, quizás eso te haya llevado a buscar refugio emocional en otro. No tengas miedo de traer sobre la mesa todas tus inquietudes e incomodidades. ¡Sinceridad ante todo!

Intenta perdonar, no tiene importancia del lado que estés, infiel o engañado. Vivir con cargas sentimentales llega a ser insostenible. Trabaja la confianza y establece límites con los que se sientan cómodos.

Mi recomendación es evitar conversaciones íntimas con terceras personas si valoras a tu pareja. Establece distancias y no busques fuera de tu relación lo que puedes encontrar en ella.

Tú qué opinas, ¿crees en la infidelidad emocional? ¿Puedes ser infiel sin haber tenido sexo con otra persona?

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela