martes, mayo 22, 2018
¿Cómo fortalecer los músculos de la pelvis?

Es posible que hayas atravesado por ciertos acontecimientos fuertes a lo largo de tu vida, como un embarazo, un parto, tener sobrepeso o alguna que otra vivencia, todo esto puede debilitarte y hacer que necesites fortalecer los músculos de la pelvis nuevamente.

Los músculos del suelo pélvico son como cualquier otro músculo, así que el ejercicio los puede fortalecer de nuevo. Las mujeres que tienen problemas de control de la vejiga pueden recuperarlo con ejercicios para los músculos del suelo de la pelvis, estos se llaman ejercicios de kegel.

¿Qué hacer para fortalecer los músculos de la pelvis?

Ejercitar los músculos del suelo de la pelvis durante cinco minutos tres veces al día puede significar una gran diferencia en el control de la vejiga. El ejercicio fortalece los músculos que sostienen la vejiga y mantiene los otros órganos de la pelvis en su lugar.

La pelvis es esa parte del cuerpo que se encuentra entre los huesos de la cadera, el límite inferior de la pelvis es la parte que se encuentra entre las piernas y está formada por varias capas de músculos elásticos, estos músculos se adhieren a la parte anterior, posterior y lateral del hueso pélvico.

Son básicamente dos músculos los que hacen el trabajo, estos evitan la salida involuntarias de orina y materia fecal, el más grande de ellos se estira como si fuese una hamaca y el otro tiene forma triangular.

¿Cómo hacer los ejercicios para los músculos de la pelvis?

Sencillo, debes apretar los dos músculos principales que se extienden a lo largo del suelo de la pelvis. Estos son los músculos en forma de “hamaca” y de “triángulo”. La idea es que sea en un lugar cómodo como tu cuarto o el baño. Contrae los músculos de la pelvis y cuenta hasta tres, luego relájate y cuenta hasta tres. Repite de 10 a 15 veces en cada sesión.

En caso de que tengas dudas hay tres métodos para comprobar que estas fortalecer los músculos de la pelvis:

Cuando estés orinando, trata de detener la salida de la orina. Si lo puedes hacer, eso quiere decir que estás usando los músculos adecuados.

Imagina que estás tratando de evitar la salida de gas. Contrae los músculos que usarías para hacerlo. Si tienes la sensación de contracción, quiere decir que esos son los músculos que debes ejercitar.

Acuéstate e introduce un dedo en la vagina. Aprieta como si estuvieras tratando de detener la salida de la orina. Si sientes que te aprietas el dedo, estás apretando los músculos correctos.

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

1 Comment

MART marzo 18, 2018 at 9:03 pm

Hola, sobre lo de retener la orina, he escrito en muchas ocasiones sobre los ejercicios para fortalecer el periné y la fisioterapeuta asesora, experta en periné y suelo pélvico siempre insistía que no es bueno retener la orina porque hacerlo perjudica a la vejiga
Lo que ella decía es que para fortalecer el periné al hacer los ejercicios para saber bien lo que se contrae hay que imaginar que se corta un chorro de orina imaginario, pero insistía en que nunca cortar la orina durante la micción. Aunque no lo indicas como ejercicio, igual estaba bien aclarar que lo planteas solo como prueba por si alguien se pudiera confundir. Gracias

Deja un comentario

Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela