¿Qué es la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla es una enfermedad que es causada por un virus, se transmite por la picadura de un tipo de mosquito, que anteriormente ha picado a una persona enferma y de esa forma se ha infectado. En este sentido, la fiebre amarilla es una patología viral.

Este nombre de fiebre amarilla se le asignó porque las personas que la padecen ven cómo su piel se les pone amarilla. También es conocida como la enfermedad del vomito negro o plaga americana.

Transmisión o contagio de la fiebre amarilla

La fiebre amarilla se produce por la picadura de los mosquitos infectados. La misma no se contagia de persona a persona, ni objetos, tampoco por la leche materna. Cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, sin embargo los adultos mayores y los niños tienen más riesgo de presentar un cuadro grave.

Síntomas de la fiebre amarilla

Luego de que el mosquito hace la picadura, el virus puede tardar en incubación en tu cuerpo de 3 a 6 días para presentar los primeros síntomas.

La infección puede presentarse de dos formas:

  • La mayoría de las veces dura de 3 a 4 días y puede pasar por desapercibida. Esta se muestra como una gripe con fiebre, dolor muscular, congestión nasal, dolores musculares, náuseas y vómitos. Puede que se resuelva de forma espontánea.
  • La otra presentación es más grave y suele presentarse en 15% de las personas que sufren la fiebre amarilla. Se llama fiebre hemorrágica. Los síntomas son fiebre, escalofríos, dolor muscular, fiebre hemorrágica (hemorragias internas, vómitos de sangre coagulada y de color negro) y fiebre a extremas temperaturas. Produce daños en el hígado, los riñones comienzan a fallar disminuyendo la eliminación de sustancias toxicas por la orina y causa un shock o colapso en el sistema circulatorio.

Tratamiento

En la actualidad no existe ningún fármaco para la fiebre amarilla, solo se tratan los síntomas, con antipiréticos para la fiebre y analgésicos para el dolor.

Es importante recordar que la aspirina está contraindicada por correr el riesgo de sangrado.

También es recomendable que el paciente enfermo de la fiebre amarilla consuma muchos líquidos para así evitar la deshidratación. Si padeces esta enfermedad debes permanecer en reposo absoluto en cama.

Si el caso es que presentes fiebre hemorrágica debes acudir a un centro de salud para ser atendido lo más pronto posible, para que te repongan los líquidos por vía endovenosa y mantenerse bajo estricta observación médica.

Prevención

Si vives o vas a viajar a una zona de riesgo debes estar vacunado. La vacuna es segura y muy efectiva, se puede poner a partir del primer año de vida.

Si no estás vacunados o no tienes 10 días de haberte colocado la vacuna y necesitas viajar a una zona de riesgo de la fiebre amarilla, debes tener precaución de no ser picado por ningún mosquito.

Evita la reproducción de mosquitos, eliminando posibles criaderos, vaciando envases donde se almacene agua.

Trata de no pasar muchas horas en un lugar abierto donde existan o estén presentes los mosquitos.

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela