sábado, junio 23, 2018
13 pasos para no fallar en tu entrevista de trabajo

Cuando tenemos una entrevista de trabajo en puertas tenemos esperanzas de que nos vaya bien y nos tomen para el trabajo, pero pasa que muchas veces nos atacan los nervios y cometemos errores o pensamos que lo hemos hecho todo bien, pero al final no nos vuelven a llamar. Esto nos deja confundidos, preguntándonos qué hemos hecho mal. Sería bueno que los entrevistadores nos dieran un feedback con las cosas que podríamos mejorar luego de finalizada la reunión, pero esto casi nunca ocurre.

Si en la actualidad estás buscando trabajo porque en el que estás no te satisface, es importante que antes de renunciar leas este artículo de Gananci, para que puedas irte sin quedar mal con tu jefe y siempre puedas tener las puertas abiertas en ese lugar. Las relaciones interpersonales son muy importantes y no puedes permitirte dejar huellas negativas en los lugares en donde has estado.

Por otro lado, si ya te encuentras en la búsqueda activa de nuevos trabajos y has tenido entrevistas sin éxito en las cuales cumples el perfil, pero por alguna razón no obtienes el puesto, en algún punto estás metiendo la pata. Mira a continuación esta rutina para prepararte desde el día antes para que a partir de ahora tengas el éxito que deseas en una entrevista de trabajo:

Antes de la entrevista

Investiga un poco de la empresa que te llamó. Revisa su página web, en caso de que tengan alguna, y sus redes sociales. Familiarízate con su misión, visión y valores. De esta manera no estarás en blanco cuando al día siguiente el entrevistador te hable de la empresa.

entrevista de trabajo

Asimismo, podrás mencionar esos elementos durante la entrevista discretamente, lo cual te dará una ventaja ante aquellos candidatos que no conozcan los datos que tu investigaste de la empresa. Si durante la conversación te preguntan directamente, puedes mencionar que investigaste algo acerca de la compañía para tener preparación. Esto demostrará que eres una persona que no se queda de brazos cruzados, sino que eres de los que toman la iniciativa, lo cual es admirable.

Si no tienes la dirección completamente clara, pregunta con tus amigos o familiares cuál es la mejor ruta -ya sea que uses transporte público o vehículo propio- para llegar al sitio de la entrevista desde tu casa. Así te sentirás más seguro al día siguiente y no le sumarás estrés innecesario a tu día.

Si la entrevista es en la mañana del día siguiente, ve a dormir temprano y ten un descanso reparador para que estés listo para afrontar el reto que te espera.

Despierta con suficiente tiempo para arreglarte cuidadosamente. Usa ropa limpia y adecuada para el tipo de empresa que te contactó, el atuendo también debe ser algo con lo que te sientas cómodo para que puedas proyectar seguridad. La idea es causar le mejor primera impresión posible, y para esto solo hay una oportunidad que debe ser bien aprovechada.

Lleva una copia de tu CV solo para estar prevenido y  sal de tu casa con suficiente tiempo para que, en caso de haber obstáculos o problemas en la vía, aun puedas llegar puntualmente. La puntualidad es una de las cosas más apreciadas en este tipo de procesos de selección de personal.

Durante la entrevista

Saluda con un apretón de manos firme, pero amigable.

Responde todas las preguntas con sinceridad y naturalmente. Siempre usa un lenguaje respetuoso, claro y acorde a la ocasión. Que te sientas cómodo no quiere decir que puedes usar lenguaje coloquial o tratar con extrema confianza a tu entrevistador. Este es el momento perfecto para hacer gala de tu educación, cortesía y diplomacia.

Resalta tus virtudes sin ser presumido. Habla de tus experiencias positivas específicas en vez de generalizar. Demuestra por qué serías una buena adición al equipo de trabajo ya existente en esa organización, habla de lo que podrías aportar.

También es importante que escuches a tu entrevistador y que respondas a sus preguntas puntualmente en vez de extenderte en datos innecesarios. Déjalo que se sienta a cargo de la situación. Presta atención en todo momento a tu entrevistador y comprométete con la conversación. Evita mirar el reloj, tu teléfono o distraerte con algún elemento del sitio donde estés.

Demuestra seguridad en ti mismo. Si tú no tienes confianza en ti mismo, ¿cómo alguien más podría tenerte esa confianza? En tu entrevista de trabajo habla con firmeza, con un tono de voz adecuado y mantén una postura erguida en tu asiento. Trata de no demostrar nerviosismo, recuerda que si te llamaron a una entrevista es porque ellos creen que eres lo suficiente capaz para el puesto, ahora solo queda de tu parte corroborarlo.

No hables mal de tu jefe, compañeros o trabajo anterior. Esto puede poner en tela de juicio tu ética de trabajo y valores. Ten una actitud positiva y entusiasta.

Después de la entrevista

Siéntete satisfecho por haber dado lo mejor de ti en tu entrevista de trabajo, si consideras que lo hiciste.

Ten el teléfono cerca y con batería para que puedas responder la llamada del departamento de recursos humanos de la empresa.

Si seguiste todos los pasos anteriores, las probabilidades de que tengas el puesto son muy altas, pero si no te llaman, puedes evaluar en cuál de esos puntos fallaste. Puede que no haya sido tu culpa, sino que se decidieron por alguien que vivía más cerca o tenía expectativas salariales más bajas que las tuyas.

Si ya estás harto de realizar una entrevista de trabajo tras otra, también puedes trabajar por tu cuenta. Te convertirías en tu propio jefe y tendrías el control de tus ingresos totalmente. Aprende cómo ganar dinero sin demasiado esfuerzo, sin entrevista y sin esperar que nadie te contrate.

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela