¿Cuáles son los derechos cinematográficos de un libro?
¿Cuáles son los derechos cinematográficos de un libro?
Califica esta publicación

Si quieres comenzar hacer un guion de cine a partir de un libro, debes solicitar permiso al autor o a la editorial. Entérate de qué hacer para obtener los derechos cinematográficos de un libro. ¿Qué casos están libres de tales derechos? Y ¿por qué es tan importante esta legalidad?

Derechos para adaptar una obra literaria

Harry Potter, Forrest Gump, El Diablo Viste de Prada, El Pianista e incluso Marley y yo son adaptaciones cinematográficas de libros. Para llevar a la gran pantalla estas obras, los productores de cada una de estas peliculas debieron tener en cuenta los derechos subsidiarios.

Cada obra de ingenio literario tiene el derecho de comunicación pública y el derecho de reproducción. El primero es entendido como cualquier medio por el que las personas pueden llegar a tener acceso a la pieza: imprenta, fonética o audiovisual, incluyendo el cine.

Por otra parte, el derecho a la reproducción implica poner en venta copias de la obra bajo conceptos lucrativos o títulos onerosos. Así pues, si eres guionista debes asegurar los derechos cinematográficos de un libro antes de adaptar el material.

Ambos tipos de permisos se encuentran en los derechos subsidiarios, los cuales reúnen todas las cesiones del editor o autor de un libro. Algunas veces dichos derechos son compartidos entre el autor y la casa editora. De la misma manera, capaz termines compartiendo los ingresos de las ventas que origine dicha adaptación, todo dependerá de los permisos que negocies.

¿Derechos de dominio público?

Si los derechos son de dominio público, significa que puedes disponer del libro sin necesidad de solicitar ningún derecho. Obras de Shakespeare, Jane Austen y Mark Twain no requieren permiso porque la protección al derecho de autor ha expirado. En ese sentido, cada país tiene una legislación que establece cuántos años deben pasar a partir de la muerte del autor para que los derechos expiren.

¿Qué tan fiel debe ser la adaptación cinematográfica de un libro?

Una vez que obtengas los derechos completos del libro puedes adaptarlo como te venga en gana. Sin embargo, no siempre será bien recibida, en el cine se tiende a acortar el material.

Seguro has odiado adaptaciones como El Código Da Vinci, Eragon, El Hobbit o El gran Gatsby. En la negociación entre escritores y guionistas siempre termina habiendo desencuentros por el rumbo que toma la historia.

Lo cierto es que los derechos cinematográficos de un libro pueden darle libertades a un guionista para hacer brillar o empobrecer una obra. Tú qué opinas, ¿te ha encantado o detestado la adaptación de un libro al cine?

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela





Dx WW