Sin duda alguna todas las personas en mundo sin importar, país, idioma, color, religión, etc desean encontrar la paz, pero para encontrar la paz debe de empezar consigo mismo para concebir la paz plena que anhelamos en todos los aspectos con nuestro prójimo.

La paz no es sinónimo de estar bien físicamente, (Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.) la paz radica de la vida espiritual que estemos desarrollando en torno al ser supremo que es Dios.

La paz de la cual se describe en la Biblia y específicamente de la que hablo el Señor Jesús, no es como el concepto de este mundo enseña, y lo que se enseña en la vida es que la paz tiene que ver con el dinero que acumulemos o por los bienes que tengamos.

La paz de este mundo es egoísta y no como Dios la da.

La verdadera paz empieza desde el primer momento que reconocemos en humildad que tenemos necesidad de Dios a pesar cual sea la situación que nos hace acercar a él.

La verdadera paz:

La paz no depende de lo que nos rodea precisamente, sino que depende de la comunión que tengamos con Dios, un ejemplo de ello, es que podemos estar en en situación de enfermedad grave, pero si hay comunión, es decir, la comunión con Dios se desarrolla buscándolo, en oración, platicando con él, adorándole, entregando todas las luchas, debilidad a él.

Leer la Santa palabra de Dios que es la Biblia, es la que nos enseña también la manera como poner en practica la paz de Dios hacia nuestro prójimo.

¿Dónde podemos encontrar la paz?

En los textos bíblicos de la palabra de Dios encontramos lo que nuestra alma necesita, la palabra de Dios es la luz, el consejo por excelencia, la palabra de Dios es poder para romper la ceguera espiritual, es decir, lo que no podemos ver, lo que no podemos dejar de hacer, lo que se conoce como actos pecaminosos cuando las personas no tienen principios del reino de Dios y de los que él desea que aprendamos a practicar en la vida cotidiana.

En la palabra de Dios está el consuelo, se encuentra la esperanza, el perdón, el amor y otros elementos importantes que llevan a tener la paz plena que todo mundo desea tener. (Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.)

Paz equivocada:

Muchas personas buscan la paz equivocadamente en cosas o en una persona que no la darán nunca.

Definitivamente la paz no se encuentra en el dinero, podemos ver de muchos casos conocidos de famosos en el mundo, tienen mucho dinero pero ellos no pueden satisfacer el vació,y buscan la paz, en estilo de vida que los lleva a vicios o a comportamientos inapropiados.

Entonces podrías decir que el dinero no es todo, el dinero es parte de la vida, pero lo es todo en la vida.

La paz de Dios que las personas necesitan

Mucha razón dijo el Señor Jesús al decir que: que la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

En la vida actual las personas comparten la fe, poniendo en evidencia la paz interior que en la que ellos tienes y comparte en las diferentes plataformas de comunicación conocido popularmente como las redes sociales, y lo hacen con textos bíblicos con imágenes y en parte eso es bueno porque están transmitiendo a las demás personas mensajes de Dios, que posiblemente les llevara paz en el momento en el que pueden encontrarse.

En conclusión, nadie más que solamente Dios podrá traer la tranquilidad, la paz que en la vida necesitamos, solo queda en nosotros lo busquemos y así podamos estar en el corazón de Dios.

Dejo estos pensamientos:

La paz no es la ausencia de los problemas, sino la presencia de Dios.

Cuando ponemos nuestras cargas en las manos de Dios, él pone su paz en nuestros corazones.

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela