Califica esta publicación

El arroz blanco es el acompañante infalible en la alta cocina y en la mesa familiar. Además, de ser delicioso (si lo preparan adecuadamente) es bastante versátil y fácil de combinar con otros ingredientes y platillos. ¿Sabes cómo prepararlo? ¿Eres de los que toma en cuenta los consejos de la abuelita?

Hay una fórmula bastante efectiva que te asegurará un arroz casi perfecto. Sin embargo, te daremos nuestros tips de la casa para que ganes halagos y felicitaciones.

Primero que nada, debes saber lo siguiente: por cada taza de arroz deberás agregar una de agua. Lo ideal es utilizar. la misma para que la medida sea exacta.

Luego de que tengas la cantidad deseada, procede a agregar la sal. Puede ser una cucharadita pequeña o una pizca que agregues con la mano.

Puedes ponerte creativo y añadir pimentón picado, cebolla, ají dulce, zanahoria o lo que te provoque para dar más sabor.

Además, con el siguiente consejo lograrás que quede sueltecito y no se pegue. Antes de iniciar el proceso anterior, añade un poco de aceite a la olla bien caliente y agrega algunos granos de ajo previamente triturados. Sofríe la cantidad de arroz en cuestión sin añadir el agua todavía. No dejes que se quemen, solo saltéalos por unos segundos y continúa con la receta original

Luego de tener todos los ingredientes, coloca la tapa y deja que empiece a hervir. Al llegar a ese punto, baja la llama de la cocina y deja secar por unos minutos.

No te excedas en el tiempo o empezará a quemarse por la parte de abajo.

¡Listo! Es momento de servirlo y disfrutarlo. Otra recomendación es servirlo en una taza de vidrio o plástico. Deja que se compacte y luego voltéalo sobre el plato. Quedará con una forma compacta y más atractiva. ¡Buen apetito!

Artículo relacionado

Sin artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela