sábado, junio 23, 2018
¿Cómo hacer una introducción?

En muchos ámbitos de la vida, como cuando estudias o trabajas y tienes que realizar una investigación, deberás hacer una entrada, algo así como una presentación previa a la exposición de ideas que abordan un tema en específico. Siempre que expongas un contenido, antes debes hablar del tema en forma general para que sirva de entrada al desarrollo en sí, que no sea aburrido ni tedioso de leer, al menos en principio. Por esta razón, aquí tienes varios tips para hacer una introducción:

Primero…

Debes identificar cuál es el tema que vas a desarrollar. De aquí surgirán preguntas que como se te aparecen a ti, se le ocurrirán seguramente al lector, algunas serían: ¿Para qué escribo o leo sobre esto? ¿Por qué? ¿Es importante conocer esto? ¿De qué se tratará? ¿Con qué se relaciona?, etc.

hacer una introducción

En segundo lugar, determina tus propios objetivos sobre la base de lo que quieres desarrollar y cómo lo harás, así será más fácil hacerlo de la mejor manera, creativa y auténtica.

Por último, tienes que leer mucho, para que así puedas abarcar muchas de las dudas que surjan y de esta manera, lograrás hacer una introducción valiosa, identificando lo más importante de forma sintetizada, precisa y a la vez amplia.

Entonces ¿cómo hacer una introducción?

Empieza por escribir todas las ideas sin orden alguno como se te vengan en mente porque después tendrás la oportunidad de darle forma, borrador tras borrador, para quitar lo que sobra o añadir lo que se te escapa en principio. Con una página bastará, dos o tres párrafos de máximo doce líneas en los que presentes el contenido desde lo macro a lo micro e invites a seguir leyendo.

Dentro de la introducción, tienes que lograr ubicar al lector en un contexto, ya que así se le hará más fácil comprender el contenido. Por ejemplo, una determinada época, ámbito de estudio, género, lugar, etc. Igualmente, según sea tu estilo de redacción y los puntos que toques, generarás mayor o menor intriga en el lector.

Para terminar de hacer una introducción

Utiliza un lenguaje correcto que se adapte al tipo de lector objetivo, sin palabras rebuscadas con significados muy profundos o abstractos. Esto dependerá del autor, porque habrá momentos en los que se trate de un trabajo muy importante de la universidad o cualquier otra tarea en la que tengas que utilizar un vocabulario propio de un área de estudio o ciencia, los llamados tecnicismos.

Ahora, ya que conoces cómo hacer una introducción, pon en práctica lo aprendido. Debes saber que lo nuevo, lo creativo, lo original causa mucha curiosidad, por eso evita copiarte exactamente de otras introducciones que consigues en Internet. Claro que puedes tomarlas como ejemplos a seguir, esto de todas maneras, queda de tu parte.

Como ultima recomendación, fíjate en los conectivos, es decir, palabras o frases que te permitan enlazar los párrafos sin perder el hilo.

1 Comment

Corel febrero 21, 2018 at 3:04 pm

Esta vez te has superado, en serio genial entrada!!! Enhorabuena

Deja un comentario




Síguenos

INSTAGRAM

Agencia de publicidad en Venezuela