miércoles, febrero 21, 2018
¿Cómo curar hongos del pie y uñas?

¿Te has preguntado por qué aparecen esas y desagradables manchas amarillentas, algunas veces oscuras, en los pies y en las uñas? ¿Cuál es la causa? y lo peor, es que has probado diferentes productos y nada resulta. Bueno te diré algo, estos son los hongos conocidos como onicomicosis, considerados un problema muy común, pero a veces difícil de tratar y que podrían durar años.

Es por esto que lo primero que hay que hacer para evitar su proliferación es mantener esas zonas bien secas y aseadas, ya que la humedad propicia su aparición y por tanto, su desarrollo.

¿Cómo curar los hongos de los pies?

Debes recordar que esta afección es muy molesta y antiestética, de allí que debemos actuar de inmediato y qué mejor manera que de forma natural, utilizando remedios caseros  sencillos de preparar como los que te muestro a continuación:

El vinagre de manzana, que por su acidez ayuda a erradicar los hongos tanto de uñas como de los pies. Este ácido tiene propiedades regulatorias que actúan sobre el pH de tu piel, y por ende, alteran las condiciones para que los hongos no se propaguen.

Te sugiero preparar partes iguales de este vinagre con agua y sumergir las manos o los pies alrededor de 15 a 20 minutos.

Recuerda el ajo, por su acción antibiótica y antimicrobiana, favorece la eliminación de los hongos y otros gérmenes, evitando las infecciones.

Es por ello que, debes machacar diez dientes de ajo y formar una pasta, colocándola en un recipiente con agua tibia, déjala reposar por unos minutos y sumerge durante 15 minutos las zonas que tengas afectadas.

También, puedes usar la pasta de ajo con aceite de oliva y la aplicas directamente sobre las uñas, dejándola actuar por 30 minutos. ¡Es una buena opción!

Fíjate que también el yogur resulta muy eficaz en el tratamiento de estas infecciones, basta que tomes un poco de yogur natural o que lo apliques sobre las uñas afectadas, los dejas secar y luego lo retiras con un poco de agua tibia. ¡Es excelente!

Si usas bicarbonato de sodio en forma de una pasta con zumo de limón y te la aplicas en las zonas afectadas, también lograrás combatir los hongos debido al ingrediente alcalino que posee esta base. Asimismo, lo puedes espolvorear dentro de tus zapatos o calcetines.

Por supuesto, el zumo de limón, que por sus cualidades antibióticas y antimicóticas, resulta muy eficaz si colocas las zonas afectadas o te lo frotas directamente sobre uñas o pies.

Recuerda, que debes evitar la humedad, sécate bien los pies y las uñas para evitar el desarrollo y la proliferación de esta condición, que puede provocarte decoloración, descamación e incluso el debilitamiento de tus uñas.

Así que ya no hay razón para esconder tus manos o pies, ¡Anímate a lucir unos pies y uñas hermosos!

0 Comentarios

Deja un comentario