¿Qué es la cirugía de vesícula?

cirugía de vesícula
Salud

Se entiende por cirugía de vesícula a aquel procedimiento quirúrgico necesario cuando ese pequeño órgano en forma de pera comienza a manifestar síntomas notorios, desde inflamación hasta fuertes dolores. Dicho órgano se encuentra ubicado exactamente debajo del hígado en el lado derecho de la cavidad abdominal, tiene la función de almacenar la bilis, secreción amarillenta verdosa que ayuda a descomponer las grasas.

Cuando se presentan los síntomas citados, en la mayoría de los casos se requiere de una intervención quirúrgica que en muchos casos se vuelve urgente o de emergencia.

¿Cómo se realiza la cirugía de vesícula?

Forma convencional

Actualmente muy poca usada,  consiste en una cirugía abierta por medio de un gran corte en el abdomen con la finalidad de extraer la vesícula. Este tipo de intervención, por lo traumática que resulta, tiene una recuperación es un poco más larga, además de dejar una cicatriz grande y muy visible.

Cirugía por laparoscopia

Es una técnica quirúrgica que permite observar el interior del abdomen a través de un agujero, pasando un delgado tubo con una cámara para establecer un diagnóstico y lograr la extirpación del órgano.

Se le conoce desde los años 80 y 90 y tiene la ventaja de ser una técnica que permite realizar intervenciones sin necesidad de una cirugía abierta. No causa trauma, evita incisiones y abordajes inadecuados, resolviendo el problema y ayudando al paciente. Además es menos dolorosa, la recuperación es más rápida y, lo más importante, la cicatriz es mucho más pequeña.

Es necesario recordar que ambas técnicas deben efectuarse bajo anestesia general y la recuperación del paciente dependerá del problema de salud presentado, es decir, generalmente la hospitalización puede durar de uno a dos días, pero en el caso de complicaciones como presencia de piedras o cálculos en la vesícula, una pancreatitis, pólipos o existencia de algún tipo de cáncer, la recuperación puede ser de un tiempo mayor.

Solo el especialista es el indicado para garantizar el tiempo previsto y garantizar el buen movimiento del cuerpo a fin de prevenir complicaciones postoperatorias. Por otra parte, será la persona indicada para suministrar algún analgésico en caso de que el paciente presente algún tipo de dolor en la región abdominal así como también el tipo de alimentos que debe ingerir para garantizar una buena cicatrización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

agencia de marketing digital

Menú