domingo, febrero 18, 2018
¿Cómo superar un amor de verano?

Cómo olvidar esas vacaciones donde cupido hizo de las suyas, ¿te ha pasado? Y es que solo con una mirada, el ver su risa u oler su perfume uno queda realmente embelesado por esa persona, esto es sin duda un amor de verano.

La verdad que a todos nos cuesta admitir es que estos amores no siempre son correspondidos, pero sí son inolvidables. Por supuesto, que cuando la persona de esas vacaciones también declara su interés por todo, se vuelve aún más mágico.

No sé si te ha pasado, pero si sí, comprenderás cuando te digo que no es fácil olvidarte de esa persona que de repente se volvió tan especial.

Un amor de verano no es fácil de olvidar, cuando acaba seguimos pensando en ello. Recordamos su físico, su mirada, su sonrisa y hasta solemos asociar aromas con él o ella. Pero en realidad el tiempo que tardamos en superarlo depende de nosotros mismos.

Tips para olvidar un amor de verano

¿De verdad existe la cura para este tipo de romance? Todo en esta vida tiene solución, así que deja de preocuparte por ese chico o chica a la que nunca verás más.

Olvidar es un término muy severo y es algo que jamás lograrás; este es mi primer consejo para ti, no trates de olvidar, atesora tus recuerdos y sé feliz con ellos. Lo que debes hacer para desenamorarte y así abrirle el camino a nuevos amores es superar a este amor fugaz.

La clave para superar tu amor de verano está en la distracción. Una de las mejores medicinas es salir con tus amigos, ir al centro comercial con ellos, a cantar o bailar son actividades que te mantendrán ocupado y dejarás de pensar en esa persona especial.

Ve películas que te hagan reír, donde tu crush aparezca y así comenzarás a pensar en las otras opciones que tienes a tu alrededor. Concéntrate en cosas productivas que le agreguen valor a tu día.

Creo que muy pocas cosas son como ese amor de verano que apenas logras olvidar, y que en realidad el término “amor de verano” aplica para todos esos romances correspondidos o no, que han llegado a nuestra de manera repentina y se han ido en poco tiempo de la misma manera.

Me encantaría saber si a ustedes les pasó. A mí en verano no, pero sí en otras ocasiones fugaces donde las mariposas se sentían en mi estómago y mi piel se erizaba de solo pensar en ese particular amor de verano.

Tags: ,

Artículo relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario